Historia

Published on enero 5th, 2015 | by EcoPolítica

1

Año 10.015 de nuestra Era

Hacia una nueva periodización de la historia humana

 Por Luis Esteban Rubio [1]

A mi madre y a mi padre,

I. OBJETIVOS DEL ARTÍCULO

Las reflexiones que se exponen a continuación representan un breve acercamiento [2] a la historia de la humanidad y su periodización. Estas reflexiones tienen como objetivo:

  1. Mejorar el conocimiento de nuestra historia y que éste se lleve a cabo desde una perspectiva no eurocéntrica.
  2. Fomentar con este conocimiento la construcción y desarrollo de una conciencia de pertenencia a la misma especie que sea complementaria, y no excluyente, a los sentimientos de pertenencia a otras comunidades. Es decir, fomentar una conciencia cosmopolita que sostenga que no sólo somos, por ejemplo, españoles y europeos, sino también seres humanos que habitamos en un mismo planeta.
  3. Favorecer con esta conciencia que los seres humanos sean más receptivos a la hora de comprender y actuar de manera coordinada y cooperativa ante unos retos globales (sociales, económicos, democráticos, demográficos y ecológicos) que nos afectan a todos y cada uno de nosotros con independencia del lugar del planeta en el que habitemos. Nunca el desarrollo de una conciencia como especie fue tan necesario como en las décadas venideras.
II. INTRODUCCIÓN

Hace alrededor de 200.000 años aparece nuestra especie, el Homo Sapiens, en el Gran Valle del Rift [3]. La historiografía sitúa este hecho existencial en la Prehistoria al igual que todo acontecimiento de nuestra especie que tiene lugar hasta la aparición de la escritura hacia el 3.400 a.C. en la ciudad de Uruk, Sumeria. En ese momento, daría comienzo la Historia.

La aparición del Homo Sapiens no supone para la historiografía un acontecimiento de relevancia a la hora de llevar a cabo su periodización. Incluso en la Prehistoria el surgimiento del Homo Sapiens no supone el comienzo de una nueva Edad sino que se produce, sin mucha trascendencia, durante el Paleolítico Medio [4]. Este periodo (el Paleolítico Medio) se estableció en base a la relevancia del Homo Neanderthalensis y la creencia de que éste había precedido al Homo Sapiens en su evolución. Sin embargo, aun cuando desde hace años ha quedado demostrado que el Homo Neanderthalensis no es el antecesor evolutivo del Homo Sapiens [5], los historiadores no han modificado su periodización y ésta ha quedado obsoleta en dicho aspecto.

La aparición vital de nuestra especie es un hecho tan fundacional que sin ella, obviamente, no habrían tenido lugar todas las acciones humanas posteriores, entre ellas, la propia invención de la escritura. Por este motivo, considero que (a) la Historia debería comenzar en el momento que surge el Homo Sapiens y que (b) la Prehistoria debería referirse al periodo existente entre la aparición de los primeros homininos [6] hace alrededor de 6 millones de años [7] y el surgimiento del Homo Sapiens.

III. EL GRAN CAMBIO

Hace alrededor de 10.000 años [8] se producen una serie de cambios fundamentales que modifican de forma radical el modo de vida de la especie humana y sientan las bases de un nuevo modo de vida que se desarrolla y prolonga hasta la actualidad. Entre ellos, han de ser destacados los siguientes cambios:

En primer lugar, se produce un cambio climático: finaliza el último periodo glacial y se extiende por el planeta un clima más templado.

En segundo lugar, aparece la agricultura permitiendo el establecimiento de un modo de vida sedentario. La población se va asentando en comunidades cada vez de mayor tamaño que terminan por dar lugar al desarrollo de ciudades [9].

En tercer lugar, se domestican algunas especies de animales: perros, cabras, ovejas, cerdos, vacas, etc. Con la agricultura y la domesticación de animales la figura del cazador-recolector se sustituye por la del ganadero-agricultor.

En cuarto lugar, se producen una serie de cambios sociales: las sociedades agrícolas acumulan posesiones materiales a una escala muy superior a la de los cazadores-recolectores, acentuando con ello las jerarquías sociales [10].

En quinto lugar, se originan importantes cambios demográficos: el desarrollo de la agricultura permitió un extraordinario crecimiento de la población [11].

En sexto lugar, surgen nuevas herramientas e invenciones: se fabrican las hachas de piedra pulimentada; se utilizan progresivamente nuevos materiales como la obsidiana y diversos metales (siendo el cobre el primero de ellos); se desarrollan sistemas de riego para la agricultura; y aparece la cerámica para almacenar alimentos y para cocinar [12].

En séptimo lugar, se producen cambios en la vestimenta al comenzar el hilado y tejido de fibras de animales y plantas.

En octavo lugar, se desarrolla un comercio incipiente de materiales como la obsidiana.

Por último, se produce progresivamente un cambio de conciencia del ser humano en relación con la naturaleza: con la domesticación de plantas (agricultura) y animales el ser humano comienza a sentirse “superior” a la naturaleza al ser capaz de “dominarla”, de “controlarla”.

Todos estos cambios suponen una modificación tan radical del modo de vida que los seres humanos habían llevado hasta ese momento que hace necesario dividir la Historia de la humanidad en dos eras: la primera de las cuales abarcaría desde la aparición existencial del Homo Sapiens hasta el surgimiento de la agricultura, y la segunda desde el comienzo de ésta hasta la actualidad.

IV. PRIMERA ERA

La Primera Era puede ser periodizada de la siguiente manera:

Edad Africana: desde la aparición del Homo Sapiens en el Valle del Rift (año 1 de la Primera Era // hace 200.000 años) hasta que el Homo Sapiens comienza a expandirse desde África al resto de continentes y construye sus primeras tumbas (año 100.000 de la Primera Era // hace 100.000 años).

Edad de la Expansión: desde que el Homo Sapiens comienza a expandirse desde África al resto de continentes y construye sus primeras tumbas (año 100.000 de la Primera Era // hace 100.000 años) hasta la aparición del arte y la llegada del Homo Sapiens a Europa (año 160.000 de la Primera Era // 30.000 años antes de nuestra Era // hace 40.000 años).

Edad del Arte: desde la aparición del arte y la llegada del Homo Sapiens a Europa (año 160.000 de la Primera Era // 30.000 años antes de nuestra Era // hace 40.000 años) hasta el comienzo de la Transición a la Segunda Era (año 188.000 de la Primera Era // 2.000 años antes de nuestra Era // hace 12.000 años). En esta Edad del Arte, conocida por la historiografía como Paleolítico Superior, el Homo Sapiens construye instrumentos musicales (flautas en los yacimientos de Geissenklösterle -Alemania- y Divje Babe -Eslovenia-), elabora esculturas figurativas (Venus de Hohle Fels -Alemania-) y genera la pintura rupestre (Cuevas de Chauvet -Francia-).

Igualmente, en esta Primera Era han de ser destacados dos elementos importantes: por un lado, el Homo Sapiens convive, al menos, con otros dos géneros de Homo distintos: el Homo Neanderthalensis (desaparecido en Europa hace 30.000 años) y el Homo Floresiensis (desaparecido en Indonesia hace 18.000 años) [13]. Por otro, en el año 85.000 de la Primera Era (hace 115.000 años) comienza la última glaciación en la Tierra finalizando mil años antes del comienzo de la Segunda Era (hace 11.000 años).

V. TRANSICIÓN

Teniendo en cuenta que la Primera Era abarca un periodo amplio de 190.000 años y la Segunda de 10.000 se puede hablar de un periodo de transición de 2.000 años entre la primera y la segunda:

En primer lugar, 2.000 años antes de nuestra Era (hace 12.000 años) el perro se convierte en el primer animal domesticado por el ser humano en los Montes Zagros y Tauro.

En segundo lugar, por esas mismas fechas se construyen edificios con cimientos de piedra y se producen asentamientos semipermanentes en el Levante Mediterráneo.

En tercer lugar, y como se ha mencionado previamente, 1.000 años antes de nuestra Era (hace 11.000 años) finaliza el último periodo glacial y se extiende un clima más templado que da inicio a la época geológica del Holoceno [14].

En cuarto lugar, 1.000 años antes de nuestra Era, comienza una agricultura incipiente (cultivo de cereales silvestres) en el Creciente Fértil. Por esas mismas fechas comienza la explotación de manadas de ovejas salvajes en los Montes Zagros y Tauro.

Por último, 1.000 años antes de nuestra Era, el Homo Sapiens llega a la Patagonia completando su proceso de expansión por el planeta Tierra (apenas hace 5.000 años antes de nuestra Era estaba entrando por el “puente de Bering”). En ese momento, al Homo Sapiens sólo le quedarían por habitar zonas como Madagascar, Nueva Zelanda, Groenlandia o los países Escandinavos.

VI. SEGUNDA ERA

Hace 10.000 años da comienzo nuestra Era con la aparición de la agricultura. Teniendo en cuenta el carácter introductorio de este artículo, no se puede más que dejar anotada una propuesta de periodización de esta Segunda Era en base a los hechos que se señalarán y de los cuales derivan, y/o a ellos rodean, importantes consecuencias para la vida de los seres humanos.

Edad Naciente: desde la aparición de la agricultura y la domesticación de animales en el Creciente Fértil (año 1 // 8.000 a.C.) hasta la aparición de la escritura en Sumeria (año 4.600 // 3.400 a.C.)

Edad Antigua: desde la aparición de la escritura en Sumeria (año 4.600 // 3.400 a.C.) hasta la aparición de la filosofía en Grecia, India y China, la democracia en Atenas con Clístenes y la acuñación de moneda en el Reino de Lidia (siglo V del séptimo milenio // siglo VI a.C.).

Edad Clásica: desde la aparición de la filosofía, la democracia y la acuñación de moneda (siglo V del séptimo milenio // VI a.C.) hasta el inicio de la decadencia de la civilización maya, la muerte de Carlomagno y la fundación de la Casa de la Sabiduría en Bagdad por el Califato Abasí (principios del siglo IX del octavo milenio // principios del siglo IX).

Edad Dorada: desde el inicio de la decadencia de la civilización maya, la muerte de Carlomagno y la fundación de la Casa de la Sabiduría en Bagdad por el califato abasí (principios del siglo IX del octavo milenio // principios del siglo IX) hasta el comienzo del Renacimiento, la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg y el descubrimiento de América con efectos globales por Cristóbal Colón (siglo V del noveno milenio // siglo XV).

Edad Moderna: desde el comienzo del Renacimiento, la invención de la imprenta y el descubrimiento de América con efectos globales (siglo V del noveno milenio // siglo XV) hasta la mecanización de la industria textil, la invención de la máquina de vapor de James Watt, la independencia de Estados Unidos y la revolución francesa (segunda mitad del siglo VIII del noveno milenio // segunda mitad del siglo XVIII).

Edad Industrial: desde la mecanización de la industria textil, la invención de la máquina de vapor de James Watt, la independencia de Estados Unidos y la revolución francesa (segunda mitad del siglo VIII del noveno milenio // segunda mitad del siglo XVIII) hasta la actualidad (año 10.015 // 2.015).

VII. EDAD INDUSTRIAL

A lo largo de la Edad Industrial la especie humana ha llevado a cabo una serie de importantes avances entre los cuales, brevemente, se pueden destacar los siguientes:

En el ámbito científico-técnico: desarrollos científicos (ej. descubrimiento ADN); avances en medicina (ej. vacunas); avances tecnológicos (ej. electrónica); aparición de nuevos medios de transporte (bicicleta, trenes, motos, coches, camiones, autobuses, submarinos, aviones); establecimiento del alcantarillado moderno; surgimiento de las telecomunicaciones (radio, teléfono, televisión, internet); uso de la electricidad en el ámbito doméstico (ej. neveras, lavadoras) e industrial; exploración pacífica de la Antártida (protegida por el Tratado Antártico); comienzo de la exploración espacial (en 1957 salimos al espacio y en estos mismos momentos con la sonda Voyager I estamos, por primera vez, saliendo del Sistema Solar); aparición de la fotografía y la cinematografía.

En el ámbito social: aumento de la esperanza de vida; reducción de la mortalidad infantil; reducción del analfabetismo; consolidación social de las clases medias en diversas partes del planeta; reducción de la jornada laboral.

En el ámbito ético: consolidación del acuerdo sobre la existencia de una ética pública universal manifestada a través de los derechos humanos (aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y la Declaración de Viena de 1993).

En el ámbito jurídico-político: adquisición de derechos por parte de las mujeres en muchas partes del planeta (Nueva Zelanda fue el primer país que estableció el sufragio femenino en 1893); supresión de la esclavitud; reconocimiento de derechos a las minorías; protección de la infancia; legalización de los matrimonios homosexuales en ciertos países del mundo; fundación de las Naciones Unidas con el objetivo de mantener la paz y la seguridad internacionales, de fomentar relaciones de amistad entre los pueblos y de estimular el respeto de los derechos humanos (artículo 1 de la Carta de las Naciones Unidas); aprobación de las convenciones de Ginebra sobre el derecho internacional que ha de regir en tiempos de guerra; convivencia pacífica de los europeos desde hace 70 años (con la excepción de la Guerra de los Balcanes en los años ’90); creación de la Corte Penal Internacional; la democracia se convierte en la forma de organización social deseada por la mayor parte de seres humanos del planeta y se va progresivamente estableciendo en numerosas comunidades.

En el ámbito religioso: se constituye el Parlamento Mundial de Religiones con el objetivo de favorecer el diálogo y el entendimiento entre las diversas religiones del planeta.

En el ámbito de la solidaridad internacional: aparecen la Cruz Roja y la Media Luna Roja y ONGs como Médicos sin Fronteras, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Oxfam, Transparencia Internacional, Greenpeace, Amigos de la Tierra o el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) [15].

Por otra parte, en la Edad Industrial también se han producido una serie de hechos lamentables que han de ser evitados en el futuro o detenidos en el presente respectivamente. Entre ellos se pueden mencionar: las dos Guerras Mundiales; los genocidios (armenio, ucraniano, judío, gitano, camboyano o ruandés); la invención de la bomba atómica; la Guerra Fría; el apartheid sudafricano; la crueldad con el pueblo palestino; o las muertes por hambre.

En estos momentos, a comienzos del undécimo milenio de nuestra Era, y poniendo en valor los avances mencionados, la especie humana se encuentra en un punto de inflexión en el que debe hacer frente a una serie de retos sociales, económicos, democráticos, demográficos y ecológicos. Nuestro conocimiento, acción y voluntad para enfrentarnos a ellos serán la clave para que la humanidad entre, a mediados de este siglo, en una Edad Floreciente o, por el contrario, en una Edad Oscura…

¡Busquemos la felicidad respetando los derechos humanos y viviendo en armonía con la naturaleza!

Notas

[1] Luis Esteban Rubio es profesor de enseñanza secundaria, doctorando en Filosofía del Derecho por la UC3M y coordinador de EcoPolítica.
[2] A corto plazo tengo intención de desarrollar estas reflexiones de manera más extensa.
[3] Así se desprende de (a) los fósiles más antiguos de Homos Sapiens encontrados en el valle del río Omo (Etiopía), conocidos como “los hombres de Kibish”, y de (b) la investigación genética con el ADN de las células humanas que descarta otras hipótesis.
[4] El Paleolítico Medio abarcaría desde hace 300.000 años hasta hace 40.000/35.000 años según se establece Victoria Cabrera Valdés en Muñoz Amilibia, 2001, 323.
[5] Ver Fernández Martínez, 2007, 81-82.
[6] Pequeña aclaración sobre denominaciones obtenida a partir del catedrático de prehistoria Víctor M. Fernández Martínez (2007): los homínidos son la familia compuesta por chimpancés, gorilas y homininos; los homininos engloban únicamente a los propios humanos y a sus antepasados directos.
[7] Si se considera al Sahelanthropus tchadensis y al Orrorin tugenensis como homininos, la Prehistoria podría remontarse hasta hace 6 millones de años. Si se considera que éstos no son homininos, la Prehistoria comenzaría alrededor de hace 5,8 con el Ardipithecus kadabba.
[8] Coincidiendo con el comienzo del Neolítico (Prehistoria) según la historiografía.
[9] La primera ciudad de la historia fue Catal Hüyük, desarrollada hace unos 9.000 años en Anatolia. El desarrollo y caída de esta ciudad debería ser un hecho fundamental para la narrativa ecologista pues fue la primera ciudad que fundaron los seres humanos y también la primera que colapsó por ser insostenible.
[10] Los cazadores-recolectores no acumulaban mucha riqueza ya que la carne y los alimentos recolectados no podían ser conservados durante mucho tiempo.
[11] Como señala Haywood (1999, 1.03): “Un único cazador recolector necesitaba alrededor de 25 kilómetros cuadrados para ganarse el sustento, incluso en terrenos favorables. Por el contrario, hasta las formas más primitivas de agricultura permitían alimentar unas 20 personas en un solo km2. Y la población podía ser aún mayor en las zonas en que era posible intensificar la producción de alimentos arando o mediante el riego artificial. Mientras el paradigma de una sociedad de cazadores recolectores era una banda nómada de entre 30 y 50 miembros, los métodos agrícolas más sencillos podían sustentar poblados de cientos de personas y, con técnicas de agricultura intensiva, ciudades de miles de habitantes”.
[12] La cerámica conllevará posteriormente la invención de los hornos y de la rueda.
[13] Según los datos de Víctor M. Fernández Martínez (2007, 51), catedrático de prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid.
[14] El Holoceno sería la época geológica del Cuaternario que se extiende hasta la actualidad. No obstante algunos científicos están proponiendo en la actualidad la existencia de una nueva época geológica conocida como Antropoceno debido a los importantes impactos que la actividad del ser humano está teniendo en los cambios medioambientales globales.
[15] En esta Edad Industrial también caben ser destacados una serie de hechos en el campo del deporte y de la música. En el ámbito del deporte, empiezan a celebrarse las Olimpiadas modernas y surgen deportes como el fútbol, el baloncesto, el balonmano o el rugby. Por otra parte, en el ámbito de la música, aparece el clasicismo, el romanticismo, el jazz, la salsa, el tango, el rock, el fado y el flamenco, entre otros muchos géneros musicales. 

Bibliografía

FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, Víctor M. Prehistoria. El largo camino de la humanidad. Madrid: Alianza, 2007.
HAYWOOD, John. Atlas histórico universal. Barcelona: Plaza&Janés, 1999.
LYONS, Jonathan. La Casa de la Sabiduría. Cuando la Ilustración llegaba de Oriente. Madrid: Turner, 2010.
MUÑOZ AMILIBIA, Ana Mª (ed.) Prehistoria. Tomo I. Madrid: UNED, 2001.

8 votes

Tags: , , , , , , ,


About the Author



One Response to Año 10.015 de nuestra Era

  1. Sergio says:

    A mí también me gustaría una nueva periodización de la historia humana pero el problema es que creo que fechas tan antiguas como la de la aparición del Homo sapiens o incluso la de la agricultura pueden variar con nuevos descubrimientos, o en cualquier caso son poco exactas. Göbekli Tepe (11500 AP) puede hacer pensar que los cambios sociales se produjeron antes.

    De todas formas a mí también me gusta más lo de 10015 que 2015, y me gustaría más incluso 12015, ya que se acerca a lo que es el Holoceno (11700±100 AP), que me gustaría que se llamara Antropoceno como han propuesto algunos científicos debido al impacto, a menudo lamentable para el planeta, de la actividad humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑