Cultura Ecológica dLana 2

Published on enero 5th, 2015 | by Fidel Insúa

1

Entrevista a Esther Chamorro y Javier Benito, impulsores de dLana*

Por Fidel Insúa 

PREGUNTA: ¿Quiénes sois y cómo nace dLana*?

RESPUESTA: Podemos contaros que el inicio fue preguntarnos cómo podía ser que con la oferta que ha ido surgiendo de consumo de alimentación ecológica y consciente o las nuevas alternativas de consumo y producción de energía de origen 100% renovable, fuera tan complicado encontrar productos textiles respetuosos con el medio ambiente y las personas con una relación calidad y precio adecuada.

Después de dos años de investigación en fibras y materias relacionadas con la moda sostenible, dimos con la lana (o la lana dio con nosotras) y su problemática en España.

En dLana* a día de hoy y de forma oficial somos tres personas, Esther, Javier y Rafa; trabajando como bien describe nuestro lema por la recuperación del alto valor de la lana como materia prima. También mantenemos muy diversas colaboraciones con otras personas y empresas que enriquecen este proyecto y hacen que crezca y sea viable cada día.

P: ¿Por qué os decidisteis por el sector de la lana para desarrollar vuestra empresa?

R: Hay multitud de razones que nos llevaron a decantarnos por la lana como campo de trabajo; una de ellas sin duda es la gran versatilidad de la lana como materia prima dentro de muy diferentes sectores, ya que dependiendo de la calidad y grosor de la misma se puede destinar a textil o a el aislamiento térmico y acústico en la construcción y rehabilitación de viviendas, por ejemplo.

También nos pareció vital que es una materia prima renovable y de importante acción medio ambiental; así como ser una materia prima que se puede trabajar de principio a fin en nuestro país si necesidad de recurrir al exterior, lo que nos lleva a poder ofrecer un producto manufacturado de forma totalmente local a nuestros clientes.

No podemos olvidar la importancia de las posibilidades de mejora y desarrollo en los procesos de obtención de la lana y su transformación textil, la innovación e investigación queremos que sea poco a poco una de los objetivos principales para nuestra viabilidad y crecimiento como pequeña empresa.

Y por último, nos decidimos por la lana por la importante carga y transcendencia social que lleva acumulada durante siglos, y que a día de hoy nos ofrece muchos retos pues nos ofrece una lucha entre tradición y vanguardia en la que nosotras nos sentimos responsables de encontrar la armonía y la continuidad de algunas prácticas como la trashumancia.

P: ¿Qué es lo que ha sucedido con la lana y su industria en nuestro país para que estén consideraras a punto de desaparecer?

R: Sabemos que nuestro país ha sido la cuna de la raza Merina, llegando a ser una gran potencia a nivel mundial en producción de lana de gran calidad durante la época de la Mesta allá por 1273. Y ahora, son otros países los que lideran este sector.

Con la entrada del algodón y las fibras sintéticas, revolucionando el sector de la moda con sus propiedades y cualidades, la lana ha ido poco a poco pasando a ser un subproducto, y en algunas ocasiones incluso un desecho. Las razas de ovejas se fueron destinando a la producción de carne y leche con lo que la lana comenzó a disminuir en calidad, quedando relegada esta materia a casi el olvido, en términos de productividad, viendo disminuido su volumen de producción en casi un 30% durante los últimos 20 años.

A esto, solo podríamos añadir que algo más del 70% la lana recogida tras la época de esquila en España se exporta a otro países sin ser procesada y sin dejar prácticamente ningún tipo de beneficio o valor añadido a su paso; cuando después multitud de productos vuelven manufacturados y a precios considerables.

Por esto y otras muchas razones, nos planteamos recuperar parte de aquello que perdimos, mantener y volver a potenciar la industria y el trabajo que aún perdura; así como trabajar para volver a ser un referente.

Sabemos que es un camino en el cual nos queda mucho por aprender, pero la oportunidad de revitalizar una parte del sector textil, de preservar tradiciones y medio ambiente; crear puestos de trabajo y ayudar a la gente con nuestro esfuerzo, nos apasiona y estamos dispuestos a trabajar y colaborar para que se haga realidad.

P: ¿Qué acogida está teniendo vuestro proyecto entre los diferentes actores implicados, ganaderos, industria, etc.?

R: Desde la más sincera humildad, sin aparentar nada que no seamos y sabiendo que no sabemos más que nadie que lleve implicado en estos mundos, hemos ido hablando con investigadores, pastores, ganaderos, empresas del textil, asociaciones y otros emprendedores del sector.

Cualquiera de ellas sabe perfectamente lo que es la lana y lo que se puede llegar a hacer con ella. De hecho, hay merinas con calidades muy interesantes para su trabajo en textil. Pero la crisis económica que atravesamos, el cambio de paradigma ganadero destinando el ganado ovino a la producción de carne y leche y la entrada de materias de alta competencia en el mercado ha dejado a esta materia muy tocada.

En ese sentido, la acogida es buena, ya que a través de este tiempo de trabajo y la colaboración en diferentes plataformas, asociaciones y grupos de ganadería extensiva y trashumante, nos hemos ido dando cuenta del interés creciente que va generando la lana y el hecho de que existamos personas y empresas que queremos trabajar con ella directamente, facilita mucho las cosas para todas las partes.

Somos conscientes de que las situaciones son difíciles, que muchas veces es más sencillo llenar nuestros discursos de palabras negativas que no animan a creer; por eso también trabajamos cada día, cambiándolas por una sonrisa, buscando el lado positivo y nuevas oportunidades y colaboraciones, en todo aquello que puede suponer una dificultad.

P: ¿Qué beneficios ambientales tiene el rescatar el sector de la lana de oveja merina trashumante?

R: Son múltiples, a nivel materia prima, sólo las ovejas que han sido cuidadas en el monte, trashumando y pastoreando libremente, producen una lana de alta calidad y de mejores características, por la exposición al calor y al frío, una alimentación equilibrada, natural y baja en suplementos y tratamientos medicamentosos, que influyen directamente en la calidad de la fibra.

Esto pasa por defender la ganadería extensiva y trashumante de ovino, que no sólo proporciona productos de calidad (carne, quesos, otros productos lácteos, etc.) y empleo en el medio rural, sino que aporta multitud de beneficios ambientales, entre los que están que:

Las ovejas y en nuestro caso las prácticas de manejo de la ganadería trashumante y extensiva son una herramienta clave para la biodiversidad y los servicios al ecosistema, especialmente en la montaña y las áreas rurales.

Las ovejas en sus movimientos en búsqueda de alimento transportan semillas, dispersándolas y generando diversidad, así como fertilizando las tierras a su paso. Según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, un rebaño de 1.500 ovejas trashumando entre Extremadura y Picos de Europa, transporta cerca de 5.000 semillas por cabeza y día, así como todas juntas producen cerca de 4 toneladas de abono al día.

Realizan una importante labor de prevención de incendios controlando el desarrollo de matorrales y disminuyendo la carga de material combustible. Incluso reducen el coste del mantenimiento de los cortafuegos.

La trashumancia, es una actividad que debemos apoyar y defender claramente, una tradición ancestral de más de 6.000 años, en vías de desaparición, precisa más que nunca de todo nuestro apoyo. Tenemos en nuestras manos la responsabilidad, entre otras ya mencionadas, de ser el altavoz de estos pastores allá donde ellos no puedan llegar por la idiosincrasia de su propia actividad y por las dificultades que el sistema y las instituciones les ponen cada día, ya que sin ellos muchos de los beneficios que su trabajo aporta y las actividades que se derivan del mismo, podrían desaparecer también.

P: ¿Y qué beneficios sociales?

R: Nos alegra que nos preguntes sobre el apartado social, en el que tenemos que hacer referencia a toda la actividad y servicios derivados, que el pastoreo genera. Seguro que conocemos los grandes quesos y derivados lácteos de oveja que se producen en el país, así como la calidad de las carnes pero si hablamos de lana, son múltiples las opciones de trabajo con esta materia y son muy desconocidas.

Podríamos decir que hay un gran nicho de empleo verde en esta actividad ganadera que puede salir adelante recuperando tradiciones. Se trata de no dejar aparcadas en el olvido culturas milenarias como la trashumancia con más de 6.000 años de antigüedad y que conserva prácticas de manejo tradicionales como el uso de perros pastores por poner un ejemplo.

Por otra parte, la propia fibra de la lana en comparación al resto de fibras ya es de por sí beneficiosa social y medioambientalmente, ya que es mucho más resistente, flexible y precisa menos lavados por su facultad natural para impedir la fijación de malos olores gracias a sus propiedades antibacterianas. Son pequeños detalles que sin duda también la diferencian en gran medida, pudiendo añadir que es válida tanto para el frío como para el calor, o su facilidad para el tintado.

P: ¿Cuáles son las siguientes metas de dLana*?

R: En apenas un año de actividad intensa de trabajo y comunicación, podemos decir que estamos muy orgullosos y agradecidos de cómo vamos creciendo y de la gran acogida por clientes, conocidos y personas del sector tanto ganadero como textil.

Hoy podemos ofrecer a nuestras clientas y clientes, tanto unas lindas macetas “wabisabi” bajo el concepto “Cradle to cradle”, piezas de artesanía en fieltro húmedo multifuncionales de diseño único e irrepetible; lana en todos sus formatos (lavada para relleno, cardada de diferentes colores naturales, peinada, en hilo de diferentes grosores y diseños,…), así como textiles acabados como las mantas y bufandas que trabajamos con los Maestros Artesanos de Val de San Lorenzo y que simbolizan una forma concreta de nuestro concepto del mundo.

Desde el comienzo hemos dicho que para nosotras unir diseño y calidad en nuestros artículos era importante para ofrecer productos únicos y duraderos en el tiempo, pues bien, sin un año de vida aún cumplido, podemos celebrar que este objetivo está siendo alcanzado y cada día avanzando hacia cotas más altas.

La próxima meta está en proceso y será poder ofrecer una hilatura para tejer con agujas, telares o maquinaria sencilla, con una trazabilidad controlada en prácticamente la totalidad del proceso, y con unas características de calidad técnica de la fibra de las mejores del país, utilizando exclusivamente medios locales existentes; tanto para tejedoras aficionadas, como para artesanas, artesanos y diseñadoras, diseñadores profesionales.

Evidentemente esta es una de las primeras metas y sorpresas que tenemos preparadas para este 2015, el resto preferimos que las personas y familias nos sigan de cerca y celebrar cada mejora y avance juntas.

Para más información sobre dLana*

Web: www.dlana.es
Blog: www.dlana.es/blog
Facebook: www.facebook.com/somos.dLana
Twitter: @somos_dLana
Email: [email protected]

9 votes

Tags: , , , , , , , , ,


About the Author

Coordinador del Club de Lectura "Petra Kelly" y Co-Coordinador del Área de Cultura Ecológica.



One Response to Entrevista a Esther Chamorro y Javier Benito, impulsores de dLana*

  1. dLana says:

    Muchas gracias por vuestra entrevista y por hacernos partícipes de esta nueva andadura de EcoPolítica. Un placer y un honor.

    Hay mucho más por contar, muchos problemas por resolver que se quedan en el tintero y seguro que muchas alternativas que ofrecer pero haciendo este camino [email protected] daremos con todas las claves necesarias.

    Esperamos os haya gustado y para cualquier duda, consulta o pregunta, estamos a vuestra disposición.

    Saludos laneros
    Javi y Esther dLana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑