Economía

Published on marzo 12th, 2016 | by EcoPolítica

2

¿Viene otro colapso económico? Parte 1: IPC y consumo

Por Carlos Paredes

Escribo esto para gente que no tiene ni idea de economía pero quiere entender lo que está pasando.

¿Hay recuperación económica de verdad? ¿Vamos hacia un colapso económico? ¿Qué significa que el Euribor esté en negativo? ¿Qué es el Euribor? ¿Qué significa que el IPC suba o baje? ¿Mejor fuera o dentro del Euro? Este es el primero de varios artículos destinados a explicar de manera sencilla, para la gente de a pié, qué está pasando, y cuál podría ser el futuro inmediato.


¿Viene un colapso económico? Parte 1: IPC y consumo

El IPC (Índice de precios al consumo) en España, ha marcado el pasado mes de Enero, el mínimo histórico desde que hay registros (1960) con -1,9%, dejando el interanual de Enero en -0,3%. El IPC de la Unión Europea, también ha marcado en Enero su mínimo histórico desde que hay registros (1996) -2,5%.

Que los precios bajen en Enero es normal, es el mes de las rebajas y de la resaca navideña, sin embargo, en los últimos tres años es cada vez más bajo: es decir, la vida cada vez, según este índice subiría menos, o incluso se abarataría. En Febrero, el IPC interanual ha bajado del -0,3% de enero hasta el -0,8%. Detrás de la bajada de precios puede estar la bajada del petróleo: todas las mercancías del mundo necesitan petróleo para transportarse, y por tanto, podríamos pensar que si el petróleo baja, baja el precio de las mercancías. En las dos últimas semanas, el precio del petróleo parece estar recuperándose ligeramente o al menos, no continuar bajando.

Si el precio del petróleo se estabiliza, el IPC de Marzo será definitivo para conocer la situación económica del país, ya que un IPC negativo, podría significar que la recuperación es falsa. Es decir, que no hay incremento de la actividad comercial o que esta es muy débil. ¿Qué relación tiene el IPC con la actividad comercial?

Cuando se vende mucho, poco a poco, los precios van subiendo. En cambio, cuando se vende poco, lo normal es que los precios bajen, para intentar vender más. Por tanto, podríamos pensar que si el IPC baja, es porque se vende poco, y si el IPC sube, es porque se vende más. No es una regla inamovible, ya que hay factores externos que pueden alterar también los precios, como son la escasez de un producto, o la sobresaturación del mercado de un producto. Por ejemplo, el año en que la cosecha de aceituna es muy mala, el aceite sube, y el año que hay exceso de aceituna, el aceite baja.

En el caso de España, cuando se habla de recuperación del sector inmobiliario, por poner un ejemplo de actividad comercial, lo que dice el INE (Instituto Nacional de Estadística) es que los precios de la vivienda registraron en 2015, en el conjunto de España, una bajada del -2,3%. Cuando bajan los precios, hablamos de deflación; es decir, con la misma cantidad de dinero, se pueden comprar más cosas. Cuando suben los precios, hablamos de inflación; es decir, con la misma cantidad de dinero, se pueden comprar cada vez menos cosas.

Hasta la actual crisis, lo normal, es que todos los años hubiera inflación. Cada año, la vida subía un poquito. Sin embargo, ahora, lo que nos encontramos es un panorama de parón económico: deflación; aunque oficialmente, para hablar de deflación, es necesario que se encadenen dos trimestres seguidos de bajada de precios. Si la desigualdad es cada vez mayor (especialmente en el caso de España, pero no sólo aquí, también en el resto del mundo), y las clases medias tienen cada vez menos poder adquisitivo, lo normal, es que puedan comprar cada vez menos, y los precios caigan para poder vender.

Da igual que el PIB (producto interior bruto) de un país aumente si ese dinero se lo quedan unos pocos. Ningún multimillonario se come en una cena, lo que mil personas de clase media. También hay otra consecuencia por la que puede disminuir el consumo: Cuando todas las personas ya tienen un coche, un televisor último modelo, o un ordenador que satisface sus necesidades ¿Qué sucede? Pues sucede que si se desea mantener los niveles de ventas, es necesario o bien sacar constantemente productos nuevos al mercado, o bien, fabricar productos con cortos periodos de vida (obsolescencia programada) pensados ya desde fábrica para estropearse a partir de un cierto uso, provocando así que haya que comprar productos nuevos.

Si cada nuevo producto que se fabrica se usan materias primas extraídas de los recursos naturales, en lugar de ser extraídas del reciclado de los productos que se tiran a la basura, es sólo cuestión de tiempo que las materias primas se vayan agotando, especialmente aquellas que no pueden reponerse, como son el hierro, el cobre, o el petróleo. (Esta cuestión merece al menos un artículo para sí misma, y la trataremos más adelante, en artículos futuros).

En la situación actual, vemos cómo constantemente la industria saca productos nuevos, al tiempo que otros muchos productos tienen una vida útil muy limitada, como por ejemplo los teléfonos móviles, cuya batería no suele durar más de dos o tres años, por tanto, ese no parece ser el problema que da lugar a la «debilidad de los precios» por la que tanto se preocupa actualmente el Banco Central Europeo. Otra cosa sería explicar que la vida ha subido un 45,1% desde el año 1999, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

En el próximo artículo, «IPC y deudas» trataré de explicar las medidas que intenta adoptar la Unión Europea, para incrementar el consumo.

Partes posteriores: Parte 2: IPC y deuda, Parte 3: La banca.

4 votes

Tags: , , , , , , , , ,


About the Author



2 Responses to ¿Viene otro colapso económico? Parte 1: IPC y consumo

  1. Pingback: ¿Viene otro colapso económico? Parte 2: IPC y deuda – EcoPolítica

  2. Pingback: ¿Viene otro colapso económico? Parte 3 la banca – EcoPolítica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑