Historia

Published on abril 7th, 2011 | by EcoPolítica

0

Historia resumida del Movimiento Ecologista de Canarias (1970 – 2010)

Por Agapito de Cruz Franco

Publicado en la Revista Digital San Borondón el 24 de septiembre de 2010

Con el final de los años sesenta y los inicios de la década de los setenta del siglo XX, el interés por la ecología y el medio ambiente comenzaba a tener eco de una forma organizada en la sociedad canaria. Surgían las primeras asociaciones ecologistas tales como la Asociación Canaria de Amigos de la Naturaleza, ASCAN (1970), la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN) http://www.atan.org/ (1972), MAGEC-Amigos de la Tierra (MAGEC-AT) 1976, Grupo Ecologista AZUAJE (1977), el Movimiento Ecologista del Valle de La Orotava-Amigos de la Tierra (MEVO-AT) -precursor de las bases ideológicas del propio movimiento ecologista, sobre todo tras su I Semana ecológica de Canarias en 1979 que es cuando nace, y la cual marcaría un hito en esta historia-,

Colectivo Ecologista TABONA (1979, aunque legalizado en 1984), Grupo Ecologista AULAGA, Grupo Ecologista de la Comarca de Abona (GECA), Grupo Ecologista Anaga (GEA), Grupo Ecologista TURCÓN (1982), Grupo Ornitológico HALCÓN TAGAROTE (1983), Federación de Amigos de la Tierra de Canarias (FAT-Canarias), Colectivo Ecologista LA CENTINELA, etc. Era la primera hornada de colectivos que iban a definir el camino del propio Movimiento Ecologista de Canarias. Estos grupos realizan campañas ambientales importantes, las primeras que se llevan acabo en el archipiélago, motivadas muchas de ellas por la problemática del Teide y de los demás parques nacionales, así como la situación que afectaba a los espacios naturales, las aves, la lucha por la paz, la energía nuclear, etc.

I. El grupo ecologista como modelo alternativo de organización

A partir de mediados de los ochenta hay una segunda oleada de organizaciones que surgen por todas las islas: Naturaleza y Sociedad en La Orotava (1985), de la que saldría posteriormente el Tagoror Ecologista Alternativo (TEA) en 1988 -denominado en sus inicios Tagoror Ecologista Achinech- y que tendría cuatro sedes: Tamonante (La Laguna), Casa de Cultura (El Médano), Centro Comercial Realejos (Los Realejos) y Valle Guerra, Colectivo Ecologista Chimayachi, AIRE, Colectivo Ecologista Laurisilva, Asociación Cultural Pérez Enríquez, Colectivo Ecologista La Vinca, Coordinadora popular en defensa de El Rincón, Colectivo Ecologista Guarapo, Colectivo Ecologista y Cultural El Guincho, Colectivo Ecologista Agonane, Colectivo Ecologista Imidauen, Colectivo Ecologista Salvar Veneguera –organizador en 1987 de las jornadas “Salvar Canarias” que incidirían posteriormente en el desarrollo de este movimiento-, Colectivo Ecologista Solanum Lidii, Colectivo ecologista BEN-AHEMON, Colectivo Autónomo Ecologista (CANC), Sima Jinámar, Movimiento Vecinal en defensa del palmeral de Santa Brígida, Cooordinadora Ecologista El Paño, Asamblea pro-defensa de las playas, Grupo Ecologista Guaydil, Colectivo Ecologista Alisios, Colectivo Ecologista Ahoransán, Asamblea IRICHEN, Comisión Malpaso, Jable Biocho, Movimiento Ecologista Garita Azul (MEGA), Colectivo Ecologista Tierra Fresca, Coordinadora sociocultural Casa de la Juventud de Schaman, Colectivo Ecologista Palo Blanco, Colectivo Ecologista Bicácaro, Colectivo Ecologista La Barrilla, Colectivo Ecologista Altahay, Grupo Ecologista Phoenix, Grupo Antimilitarista de Telde por la Objeción e Insumisión (GATO-I), Asociación Ecologista Espiral, Colectivo Antimilitarista del Norte de Tenerife (CANTE), Acción Antimilitarista, Asociación pro-defensa de la Naturaleza e Identidad de El Hierro (ADENIH), Colectivo Ecologista La Vereda, Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC), Colectivo Ecologista y Cultural Acentejo, Agrupación Ecologista Semilla Pensante, Agricultura Biológica Archedia, Colectivo Ecologista Pino Gordo, Vigaroé, Asociación Zebenzui, Asociación Cueva del Sol, Colectivo Ecologista Mayola, Colectivo Ecologista Tiempo Sur, Asociación para la defensa de los animales y plantas, MAHOH, Colectivo Ecologista Cardoncillo, ADN-SOS, Atamarazayt, Tixama, Comités Anti-Central Térmica, Coordinadora pro-defensa de los dragos y furnias de Icod de los Vinos, Asociación para la defensa del surf (ADES).

II. La Asamblea del Movimiento Ecologista Canario (AMEC)

Es al final de esta década (1989-1990) cuando toda esta efervescencia ecologista se da cita en torno al AMEC –Asamblea del Movimiento Ecologista Canario-, que se convierte en una auténtica confederación ecologista con asambleas generales en todas las islas y en las que los problemas ecológicos son tratados bajo una dimensión y coordinación interinsular. Estas grandes asambleas se desarrollaron en: Haría (Lanzarote) febrero de 1989, Tacoronte (Tenerife) junio de 1989, Puerto Cabras (Fuerteventura) octubre de 1989, Valverde (El Hierro) enero de 1990, Finca Osorio de Teror (Gran Canaria) junio de 1990, Vegaipala (La Gomera) y La Palma.

El AMEC y la coordinación entre los grupos ecologistas de Canarias se rompió al crearse en 1991 la FEC Ben Magec en Las Palmas, una federación ecologista canaria con la que diversas organizaciones no estuvieron de acuerdo y en la que unos colectivos se integraron y otros no. Los primeros diez años la actividad de Ben Magec estuvo circunscrita a Las Palmas de Gran Canaria hasta que da el salto a Tenerife en 2004, donde consigue penetrar con motivo de la lucha contra el Puerto de Granadilla. El modelo de agrupar a personas y colectivos en una sola organización hizo que más que una federación se formara otro colectivo, perjudicando notablemente el tejido ecologista organizativo interinsular. Algunos grupos no se adhirieron. Otros lo hicieron, para posteriormente separarse, o dejar de existir al absorberlos el nuevo colectivo. Otros consiguieron participar en el mismo y mantener su propia singularidad. Ecologistas en Acción tomó Ben Magec como su sección en Canarias, para luego establecer más secciones suyas con otros grupos de las Islas. En algunas islas el ecologismo fue evolucionando y como el caso de La Palma surgiría con el tiempo la Asamblea Ecologista de La Palma (http://www.asambleaecologista.org/) mientras que en Tenerife o Lanzarote principalmente, aparecería una época de grandes plataformas independientes.

III. Las Plataformas Ciudadanas

La década de los noventa trae una novedad: la ecología, sin abandonar su status de colectivo –en el que la ecología es su hilo conductor- se expande hacia el amplio abanico social en donde el motivo central ya no es el “programa ecologista” sino los diferentes problemas ambientales en sí mismos. Dentro de esta explosión social del ecologismo, que abandona el grupo organizado para abrirse de lleno a la sociedad, comienzan a formarse nuevas y variadas plataformas que abarcan prácticamente todo el arco ambiental y a las que los grupos ecologistas de la generación anterior sirven de apoyo y asesoramiento. La mayoría de ellas se apiñan a final de siglo aunque ya desde mediados de la década de los noventa se comienza a apreciar este fenómeno sociológico. Son las siguientes: Plataforma en defensa de Las Teresitas, Anaga y su litoral, Comisión Ciudadana para la defensa de Valleseco, Plataforma vecinal contra el piche (La Laguna), Colectivo La Guagua, Plataforma por un Valle Vivo (PVV) en el Valle de La Orotava (que sería el germen del TEA-Norte y que nacía de la lucha contra las obras de prolongación de la autopista del norte de Tenerife a su paso por La Orotava), Plataforma Montaña de Taco, Plataforma contra la autovía Los Baldíos, Plataforma contra el emisario submarino de El Pris, Plataforma en defensa del casco histórico y contra la vía Diagonal (La Orotava), Coordinadora Montaña Tindaya, SOS Pueblo y Plataforma COTAN (Los Realejos), Coordinadora de los dragos y furnias de Icod de los Vinos, Grupo Ecologista de Icod (GEY), Pinzón Azul (La Orotava), Plataforma en defensa del Malpaís de Güímar y el Camino de El Socorro, Plataforma Ciudadana Saturnino García en defensa de los barrancos de Güímar, Asociación Cultural del Sureste, Iniciativa Sociocultural para el Legado Ambiental de El Médano (ISLA), Colectivo ecologista Aíche de Los Cristianos, Grupo Ecologista de Adeje (GEA), Hengua, Plataforma de vecinos y guiris de Playa Paraíso (Adeje), Colectivo cultural y ecologista TAGARAGUNCHE, Plataforma contra el Radar en Anaga, Plataforma de la Comarca de Daute, Moratoria.com, Movimiento Ciudadano por Canarias(MCA), Plataforma Supramunicipal de El Tablero contra el PGO de Santa Cruz, Coordinadora de Barrios de Santa Cruz-La Laguna, Movimiento Vecinal contra las Jaulas Marinas del Sur de Tenerife, Plataforma contra los áridos y chatarras en Icod de los Vinos, Plataforma Ciudadana contra la prolongación de la autopista Realejos-Icod, Foro ciudadano contra la incineración en Arico (http://www.noincineraciontenerife.com/), Candelaria se defiende, etc. A muchas de ellas se unen asociaciones vecinales, culturales, juveniles -como AZARUG- y movimientos vecinales y culturales como: Confederación de asociaciones de vecinos de Anaga, Juventudes Socialistas de Santa Cruz, Unión Verdeña-Verdeventura-AJUVE de La Verdellada, asociación cultural Kebehi Benchomo, Tagoror de la Hermandad Guanche, Asociación de vecinos Gánigo y Federación de Asociaciones de Vecinos Aguere de La Laguna, Coordinadora por el patrimonio popular de La Laguna etc.

IV. El Foro Ciudadano de Tenerife

El TEA animó a todas estas plataformas a organizarse en el Foro Ciudadano de Tenerife (FOROTENERIFE) a partir del Local de Tamonante en La Laguna. Ocurrió en noviembre de 2001, justo un año antes, de la manifestación de Vilaflor y reunía en torno a sí, a múltiples personas pertenecientes a las diferentes plataformas ciudadanas y organizaciones de la isla dedicadas a cuestiones de Medio Ambiente, en la amplia acepción de esta palabra.

Este proceso de confluencia había tenido lugar de forma espontánea a lo largo de más de un año, con encuentros sucesivos en La Orotava (Septiembre de 2000), Güímar (Junio de 2001), Garachico (Julio de 2001), El Ateneo de La Laguna (Septiembre de 2001), Los Cristianos (Octubre de 2001) así como en la Casa “Taucho” de Santa Cruz, una casa “okupada” por el colectivo juvenil “Azarug”. Participaron en él asociaciones como: Plataforma de vecinos y “guiris” de Playa Paraíso (Adeje), Tagoror ecologista alternativo (TEA), Juventudes Socialistas de Santa Cruz de Tenerife, Plataforma en defensa de Las Teresitas (Santa Cruz), Organización juvenil “Azarug”, Plataforma en defensa de la Comarca de Daute (Isla Baja), Comisión para la defensa de la Playa de Valleseco (Santa Cruz), Plataforma Ciudadana del Sur (Tendidos de Alta Tensión), Plataforma de vecinos de San Matías en defensa de la Montaña de Taco, Asociación para el patrimonio arqueológico y cultural “Hengua” (Arona), SEC –Sindicato de estudiantes canarios-, Asociación de vecinos “Gánigo” de La Laguna, Federación de Asociaciones de vecinos “Aguere” (La Laguna), La Verdellada (La Laguna), Plataforma vecinal contra el piche (La Laguna), Colectivo ecologista “Tabona” (Güímar), Plataforma de Güímar contra la extracción de áridos, Asociación sociocultural “Kebehi Benchomo”, Tagoror de la Hermandad Guanche, Colectivo socio-ecologista “Aíche” (Los Cristianos), Plataforma en defensa del casco histórico y contra la Vía Diagonal (La Orotava), Plataforma contra el emisario submarino de “El Pris” (Tacoronte), Asociación de vecinos “Cruz de Tea” de Granadilla, STEC-Intersindical Canaria, Confederación de Asociaciones Vecinales de Anaga, etc, entre otras. El Manifiestode este Forotenerife, reflejaba una visión de Canarias en general y de Tenerife en particular, así como detallaba la problemática existente y el sentido del “Foro Ciudadano de Tenerife”, que se constituía para el debate y la acción con el fin de cambiar este estado de cosas y este modelo de desarrollo expoliador de recursos y generador de desigualdades: “Decimos no a este modelo y lo hacemos actuando contra él”, se leía en el citado manifiesto.

Esta experiencia en el año 2001 –que se parecía a la del FOROLANZAROTE liderada por El Guincho y pujante en esa época- es el antecedente más inmediato del posterior movimiento ciudadano “Toda la isla de Vilaflor” de 2002, que, de una forma imparable y espontánea nadie pudo ya detener.

V. El Foro de Lanzarote

El citado FORO LANZAROTE aglutinaba por entonces, y en su lucha a favor del medio ambiente en la isla conejera y su futuro -y contra el modelo turístico y urbanístico depredador imperante y más tarde ante el descubrimiento de bolsas petrolíferas en aguas conejeras- a dieciocho entidades: asociación cultural El Varadero, colectivo Aknari Ameny, ciudadanos por Arrecife, colectivo Monigote, El guincho-Ecologistas en Acción, Izquierda Unida Canaria, asociación cultural Colectivo 86, Movimiento Canario Democrático (MCD), Gestora de técnicos de Empresas y actividades Turísticas, Intersindical Canaria, Sección de Lanzarote del Colegio Profesional de Diplomados y Técnicos de Empresas y Actividades Turísticas de Canarias, Sociedad Democrática, asociación cultural para la defensa del patrimonio Fayna y Zonzamas, WWF/ADENA Canarias, Federación de vecinos Puente de las Bolas, Federación Insular de Lucha Canaria.

Por esta época también se celebra en Fuerteventura y organizado por Azarug, el FOROSOCIAL de Tinajo en el marco del movimiento antiglobalización al que acuden numerosos grupos de todas las Islas Canarias y de España.

VI. El Movimiento Ciudadano “Toda la Isla es Vilaflor”

En Tenerife, esta transformación del ecologismo de grupo en una estrategia de la acción por un tema concreto que protagonizan las plataformas, es impulsada, en el caso de la energía, principalmente por el TEA, y se plasma en la proliferación de plataformas ecologistas donde se cede el protagonismo a los vecinos a quienes se intenta llevar el interés por los problemas de la energía en Canarias (Centrales Térmicas, Torres de Alta Tensión). Fueron las siguientes: Escolares contra la contaminación (El Médano, Granadilla con los Equipos Verdes del TEA), Plataforma Ciudadana contra la Contaminación (Tenerife y Gran Canaria con el TEA y la Comisión Canaria contra el carbón C-4 de Las Palmas), Coordinadora In-sostenible de vecinos afectados por las Torres de Alta Tensión del valle de Güímar (Güímar, con el Colectivo de Investigación Artística, Antropológica y Agro-Cultural ART-O, Tabona y el TEA), Plataforma contra las Torres de Alta Tensión (Granadilla-Vilaflor de nuevo con el TEA y el Ayuntamiento de Vilaflor), Plataforma Ciudadana del Sur (San Isidro, Granadilla), que organizan TEA y Azarug, junto al movimiento vecinal de San Isidro.

Para esta última, la Plataforma Ciudadana del Sur, el TEA propuso –y así fue asumido- como objetivos: impedir la instalación de Torres de Alta Tensión por los montes del sur de Tenerife, crear conciencia en la sociedad para que ésta actuase en ese sentido, exponer alternativas al respecto, tratar otros temas de índole natural y social que afectasen al Sur de Tenerife y ayudar a la constitución de un FORO TENERIFE, comentado anteriormente, con un carácter abierto, plural e independiente, que aglutinara a cuantas inquietudes ciudadanas se considerasen necesarias. En esta Plataforma Ciudadana del Sur, mientras existió y antes de diluirse en el Movimiento Ciudadano por Vilaflor o ser luego el inicio para la Plataforma contra el Puerto de Granadilla, participaron, dieron su apoyo e intervinieron en el escenario de la manifestación que convocó el 17 de marzo de 2001 en San Isidro contra las Torres de UNELCO las siguientes asociaciones: Tagoror ecologista alternativo (TEA), Equipo Verde del TEA, Asociaciones de Vecinos de Granadilla (Cruz de Tea, Charco del Pino, Los Blanquitos y El Médano) MLNC (Movimiento para la Liberación Nacional de Canarias), Colectivo ecologista Tabona, Organización juvenil Azarug, Plataforma Ciudadana en defensa de Las Teresitas, Aaga y su litoral, SEO-Bird/Life, Grupo municipal del PP (Granadilla), Ayuntamiento de Vilaflor, Grupo municipal de CC (Granadilla), Juventudes socialistas, Grupo Juvenil “Acción Sur” de Granadilla, Los Verdes de Canarias (LVC), Grupo de Los Verdes de la UE, PNC, Semanario “Tenerife News”, Semanario “Liberación”, Grupo del Cabildo del PSC-PSOE, Asociación “ISLA” (El Médano), Asoc. vecinal de “Las Maretas”, Asoc. vecinales y APA de San Miguel de Abona, APA de Granadilla, Asoc. Juvenil “Archile” de Guargacho (Arona), representantes de la inmigración marroquí en Granadilla, representantes saharaüis en Granadilla, TUI, Asociación de Turismo Rural del Sur, Club de Mayores (3ª Edad) de San Isidro, Asoc. Pro-Arte, Clínica veterinaria “San Isidro”, Asoc. cultural “Pancho Palomero”, Asoc. de agricultura ecológica, Asoc. Juvenil “Titán” de Granadilla, Asoc. Juvenil “Arango” de Garachico, COTAN (Los Realejos), SOS-Pueblo de Los Realejos, CNT –Confederación nacional del trabajo de Tenerife-, EA-Canarias –Enseñantes asamblearios de Canarias-, STEC-Intersindical canaria, CCOO, Asociación tinerfeña de amigos de la naturaleza (ATAN), IpO, IUC –Izquierda unida canaria-, Coordinadora ecologista popular “El Rincón”, Grupo de Apoyo de “Greenpeace”, PCPC –Partido comunista del pueblo canario-, Liga Marxista, Pub “Blues de Bar” (La Laguna), Emisora de radio: “No pasarán”, Asamblea de Anaga, SEC –Sindicato de estudiantes canarios-, ADENA-Lanzarote, Asoc. Comarca Sureste de Güímar, Plataforma Ciudadana en defensa del casco histórico y contra la Vía Diagonal de La Orotava, Plataforma en defensa del Malpaís de Güímar, Plataforma en defensa de la Montaña de Taco (San Matías), Chucho Dorta (Poeta y folklorista popular), Movimiento Ciudadano por Canarias, Colectivo Ornitológico “Halcón Tagarote” de Los Realejos…

Todo este bagaje de movimiento social en torno al medio ambiente se fue conjuntando de forma espontánea hasta llegar a la conversión de toda la Isla en una plataforma organizadamente desorganizada estilo “Movimiento Antiglobalización” que tuvo su punto álgido en el Movimiento Ciudadano “Toda la Isla es Vilaflor” (nombre del titular de una nota de prensa del TEA con la que los periodistas comenzaron a nombrar al Movimiento Ciudadano por Vilaflor, creado en Ifonche el mismo día que fallecía Chucho Dorta Benahuya en septiembre de 2002). Estaba impulsado principalmente por TEA, Tabona y el Ayuntamiento de Vilaflor. De él surgiría lo que se conocería en años venideros como el “Espíritu de Vilaflor”: una actitud en defensa de la naturaleza y la sociedad que como vemos y sobre todo veremos más adelante, tenía una amplia tradición de lucha ecologista en el Archipiélago y no llegó por casualidad.

De hecho, el Movimiento Ciudadano por Vilaflor, o el Movimiento Ciudadano “Toda la Isla es Vilafor”, que es como definitivamente pasó a la historia el 23-N de 2002, resultó ser en general, el resultado de toda esa evolución del ecologismo hacia el formato de plataforma ciudadana, con la consiguiente participación de estas. Pero, en particular, la cristalización evolutiva y globalizadora de anteriores experiencias nítidamente ecologistas en este campo de las energías citadas y que arrancaban de hacía ya 12 años como: “Escolares contra la contaminación” (El Médano, 1990) ,”Coordinadora contra la Contaminación” (El Médano 1990) “Comisión Canaria contra el carbón (C-4)” (La Laguna-Las Palmas 1992) “Plataforma Ciudadana contra la Contaminación” (Tenerife, 1992) ,”Coordinadora In-SOS-tenible de vecinos/as afectados por las Torres de Alta Tensión del Valle de Güímar” (Güímar, 1996) “Plataforma Antinuclear Canaria” (La Laguna, 1996) “Plataforma ciudadana contra las Torres de Alta Tensión” (El Médano-Vilaflor, 1998) “Iniciativa vecinal de Cruz de Tea contra el Tendido aéreo de Granadilla” (Granadilla, 2001) “Plataforma Ciudadana del Sur” (San Isidro-Granadilla, 2001).

Pero es que además la propia praxis de las plataformas –es decir, la manifestación como expresión de sus reivindicaciones- influyó en esa explosión social del 23-N de 2002. La gran participación ciudadana en materia de medio ambiente y que tuvo su punto álgido ese día contra el Tendido de Alta tensión del Sur con esas 150.000 personas en las calles de Santa Cruz según datos de la propia Policía Local, había tenido unos antecedentes multitudinarios en los dos años anteriores como por ejemplo la manifestación llevada a cabo de igual manera en Santa Cruz contra el Radar de Malpaso en El Hierro (25.000 personas), donde desde la Isla del Meridiano, la Comisión Malpaso fletó un barco hasta Tenerife; otra en 2001 contra las Torres de Vilaflor con 10.000 personas organizada por el Ayuntamiento de Vilaflor –a la que había precedido otra dos años antes con 1000 personas en la plaza de Los Patos y otras dos también multitudinarias, una en defensa de Las Teresitas en Santa Cruz y otra en San Isidro (Granadilla) de nuevo contra las Torres de Unelco-Endesa organizada por la Plataforma Ciudadana del Sur y a la que asistirían 3.000 personas. También resaltar las llevadas a cabo en Lanzarote contra el crecimiento turístico o en Gran Canaria en defensa de Venegueras entre algunas más.

Sin hablar eso sí, de muchas otras también anteriores y en otros ámbitos del medio ambiente como la llevada a cabo por el TEA y el Movimiento Vecinal contra el Muro del Drago (Icod), la animada por IpO-Los Verdes en defensa de El Bosquito (La Orotava), la protesta de múltiples colectivos en defensa de la Vega lagunera y contra la Vía de Ronda –con acampadas en la zona que hicieron época y que terminaron en la mayor manifestación habida en La Laguna- la tenida lugar contra el Vertedero Mazo (La Palma), Berrugo (Lanzarote) a cargo del Forolanzarote, Taguluche (La Gomera), el encuentro ecologista en Pozo Negro (Fuerteventura) o tantas campañas ecologistas precedentes salidas principalmente –en el caso de Tenerife- de grupos ecologistas de primera y segunda generación como ATAN, TEA y TABONA y que tenían como lemas: “Ni petróleo ni gas ni carbón, centrales térmicas no”, “Energías limpias ya”, “Fuera Tendidos de Alta Tensión”, “SOS Ballenas canarias en peligro”, “No a la Vía de Ronda de La Laguna, así no”, “No a la Autopista del Norte”, “STOP incendios forestales”, “contra el PIOT y el anillo insular”, “No al puerto de Granadilla”, “No al puerto de Fonsalía”, “Contra la tercera pista en “V” del aeropuerto Reina Sofía”, “¿Incineración? No gracias” etc.

El Movimiento Ciudadano “Toda la Isla es Vilaflor” fue así la máxima expresión de participación ciudadana habida en Tenerife por reunir las siguientes características: plural, espontánea -aunque con un proceso evolutivo de movimientos ecologistas que se van sumando como una bola de nieve como hemos visto- y, ruptura clara con el poder.

Es imposible citar ya aquí los diversos componentes de este movimiento, pues toda la sociedad se volcó en él: todas las clases sociales, artistas, académicos, científicos, escritores, una inmensa marea de la ciudadanía de todas las profesiones, estudiantes universitarios y no universitarios, organizaciones juveniles, políticas, vecinales, centros de mayores, ecologistas, agricultores, empresarios, industriales, todos los partidos políticos, parroquias, etc. Y naturalmente y haciendo mención especial a ellos, todos los colectivos que desde años atrás como puede verse fueron participando en todas las manifestaciones sobre la energía que abocaron a esta y ya nombrados anteriormente.

En representación de este movimiento ciudadano, Agapito de Cruz leyó un Manifiesto en la Manifestación del 23-N de 2002 contra las Torres de Unelco-Endesa –que era un resumen de todos los manifiestos ecologistas de veinte años atrás- y, por su parte, el alcalde de Vilaflor, José Luis Fumero, leyó el suyo en nombre de la institución municipal. Este último venía apoyado por las siguientes celebridades que se sumaban así al amplio abanico de Canarias en defensa por el medio ambiente: José Saramago (Premio Nobel de Literatura), Alberto Vázquez Figueroa (novelista canario), Ian Gibson (hispanista de fama mundial), Daniel Cohn Bendit (líder indiscutible del Mayo del 68, hoy eurodiputado), Teddy Bautista (presidente de la SGAE), Almudena Grandes, Juancho Armas Marcelo, Loles León, Pepe Dámaso, Luis Antonio de Villena, Fanny Rubio, Antonia San Juan, José Vélez, María Mérida, Pedro Guerra, Paco Lobatón, Nati Mistral, Caco Senante, Justo Fernández….

VII. El Espíritu de Vilaflor

Un año después, el 23 de noviembre de 2003 tuvo lugar una asamblea en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Vilaflor tras la conmemoración del primer aniversario de la Manifestación del 23-N de 2002 en la que estuvieron presentes 40 representantes de diversos organizaciones como: Movimiento Ciudadano “Toda la isla es Vilaflor” –que convocó la asamblea-, Plataforma Pro-hospital Público del Sur-Suroeste de Tenerife, Plataforma contra el Radar de Anaga, Foro Ciudadano contra la incineración de residuos, Comisión para la Defensa de la Isla de El Hierro, Colectivo Juvenil Azarug, STEC-Intersindical Canaria, SEC –Sindicato de estudiantes canarios-, Colectivo Ecologista Tabona, Plataforma “Secundino García” en defensa de los Barrancos de Güímar, Los Verdes de Canarias (LVC), Alternativa Popular Canaria (APC), Tagoror Ecologista Alternativo (TEA), Iniciativa por La Orotava-Los Verdes (IPO-LV). Asociación ciudadana “Tenerife contra el ruido”, “Plataforma Ciudadana “Mares Limpios” de Adeje, y Conciencia Planetaria (Ecología profunda). Tras esta tuvo lugar otra más en la Plaza de España con motivo de la Acampada llevada a cabo en esta plaza santacrucera por la Plataforma contra el Radar en Anaga y en donde se vertieron ideas para diseñar el Foro Social de Tenerife.

El paso siguiente se produce en enero de 2004. Tras la famosa manifestación del 23-N de 2002 con 150.000 personas en la calle y que “echan abajo el Tendido”, en realidad la crisis energética se había cerrado en falso y el Gobierno de Canarias y UNELCO-ENDESA idearon un nuevo trazado similar al anterior, unos metros más abajo del mismo y que se denominó “Tendido de Medianías”. Ante este nuevo atropello y burla a la manifestación popular del 23-N de 2002, el TEA y el Movimiento Ciudadano “Toda la isla es Vilaflor”, organizan en el Sur de Tenerife y directamente en la zona a petición de vecinos de San Miguel, la Asamblea Ciudadana del Sur -compuesta básicamente por asociaciones y movimientos vecinales- para enfrentarse a este Tendido de Medianías que pretendía sustituir al de Vilaflor y que prácticamente era el mismo, logrando bajar la Línea de Alta Tensión hasta la Autopista, aunque no soterrada como quería este movimiento ciudadano. La Asamblea Ciudadana del Sur –que fue la continuación natural del Movimiento Ciudadano “Toda la isla es Vilaflor”-, la componían las siguientes entidades y colectivos, amén de numerosos vecinos, pues en las asambleas de San Miguel, Arona, Granadilla o Vilaflor desarrolladas a cabo entre enero y marzo de 2004 llegaron a contabilizarse en algunas de ellas más de cuatrocientas personas: Casino de San Miguel, Cooperativa Agrícola de San Miguel de Abona, TEA, Casino de Arona, Casino de Granadilla, Plataforma Mares Limpios de Adeje, Plataforma Pro-hospital Público del Sur-Suroeste, Grupo Ecologista Tabona, Federación Canaria de Deportes Aéreos, movimientos vecinales como la AAVV El Valle San Lorenzo-La Florida y la propia CAVECAN, grupos políticos municipales de Arona, San Miguel, Granadilla, Vilaflor y Adeje, asociaciones vecinales de Granadilla como la AAVV Los Blanquitos y los vecinos de Cruz de Tea, la AAVV El Carmen de Arona y la Federación de AAVV de este Municipio.

Esta plataforma ya era totalmente ciudadana, aunque en este período comienza a formarse la última de las plataformas marcadamente ecologistas y que es organizada de nuevo por el TEA, Tabona, Conciencia Planetaria y Corriente de opinión Izegzawen denominada Coalición Ciudadana “Toda canarias contra el GNL” y a la que se adhiere entre otros el Congreso Nacional de Canarias (CNC) de Antonio Cubillo, para oponerse a la introducción del Gas Natural Licuado (GNL) y a las Plantas Regasificadoras bien en tierra o en el mar (sistema llamado “off-shore” al que en Gran Canaria Ben Magec y los grupos municipales de Nueva Canarias (NC) de la Comarca del Sureste y luego algunos sectores en Tenerife, veían como alternativa más blanda que la terrestre).

En relación con la energía también surge el Tagoror Achinech en Chío (Guía de Isora), una simbiosis ecologista y vecinal con el objetivo de oponerse a las turbinas de UNELCO-ENDESA en esa localidad y cuya estética propagandística imita pasadas campañas del TEA en 1990 contra las Centrales Térmicas.

VIII. La ecología urbana

No estaría completo este resumen sino se hiciera referencia a la ecología urbana y a las diferentes asociaciones en defensa del patrimonio que en el caso de Tenerife arrancan en su coordinación del Manifiesto de Icor y dan sus últimos coletazos en un encuentro en el Barranco del Ruiz (Los Realejos) en 2004, tras reuniones anteriores que habían tenido lugar en Chío en noviembre de 2003 junto a otras posteriores en El Médano y Pinolere (La Orotava). En esta última tendría lugar una de las luchas más emblemáticas en defensa del patrimonio urbano, el Movimiento Vecinal Atlante en la primavera de 2005, por el que la población detuvo -poniéndose delante de la pala y arriesgando su vida-, el proceso de derribo del Teatro Atlante –una joya de la arquitectura del hierro de comienzos de siglo- y la posterior especulación urbanística. El trabajo sobre patrimonio y ordenación urbana del Foro Ciudadano de La Orotava creado a continuación, sería premiado en el “7º Concurso de Naciones Unidas sobre Buenas Prácticas para mejorar las condiciones de vida Dubai 2008”.

Componentes de esta Coordinadora de asociaciones para la defensa del patrimonio de Tenerife eran: Asociación de amigos del museo de Ciencias Naturales de Tenerife, colectivo cultural La Escalera, asociación canaria para la enseñanza de las ciencias Viera y Clavijo,GA-Greenpeace, Tagoror cultural de Agache, asociación para la defensa de los derechos de los animales y la naturaleza en candelaria (ADDANCA), asociación de ganaderos de Tenerife (AGATE), asociación cultural Patrimonio y Naturaleza Villa de Los Realejos, Federación Tinerfeña de Montañismo, Tagoror Ecologista Alternativo(TEA), asociación cultural Sureste de Tenerife, coordinadora MAGADO de colectivos tradicionales de Juego del Palo de Tenerife, colectivo universitario del juego del Palo Canario (CUPC), colectivo Aguere de Salto Canario, Area rural-Servicios Integrales para la educación ambiental, Ecologistas en Acción de Los Realejos, El Cardón-Educación Ambiental, Foro Ciudadano contra la incineración de residuos, coordinadora ecologista popular El Rincón, asociación de vecinos Casco Histórico de La Laguna, asociación juvenil cultural de Arte y Patrimonio de la villa de La Orotava (ADARPA), Chapotecharco, centro internacional para la conservación del patrimonio (CICOP-España), sociedad española de ornitología (SEO/BirdLife), Xener-Ifé, plataforma ciudadana portuense (PCP) y colectivo cultural Arguayo.

IX. Asamblea por Tenerife

En diciembre de 2004 se había creado en Tajao (Arico) la Plataforma Ciudadana contra el Puerto Industrial de Granadilla compuesta por las siguientes asociaciones: los grupos ecologistas ATAN, TEA, TABONA –estos tres de Tenerife-, la AAVV de El Médano, la Cofradía de pescadores de Tajao (Arico), la Plataforma Ciudadana del Sur (que había creado el TEA en San Isidro –Granadilla- para unir a la gente del sur en temas ecologistas) y Ben Magec que llegaba de Las Palmas.

Poco más tarde surgiría Asamblea por Tenerife (ApT) (http://www.asambleaportenerife.org/). Las organizaciones que se integrarían en ApT serían: Cordinadora de Pueblos y Barrios del Area Metropolitana, AMEC (asamblea del movimiento estudiantil canario), ANC, ASSPPT, AAVV Defensa del Caletón, Amigos de Las Teresitas, Anaga y su litoral, AOC, Azarug, Ben Magec, Célula Comunista JMP, CCPC, Candelaria se defiende, COBAS Canarias, Comisión de defensa del Toscal, Comité Canario de Solidaridad con los pueblos, EA-Canarias, FSOC, Foro contra la incineración, IU-Tenerife, Los Verdes de Canarias, Movimiento UPC, Plataforma contra el Puerto de Granadilla, PCPC, Plataforma contra la vía exterior, Plataforma en defensa del Puerto de Santa cruz, Plataforma Nordeste, Radio Pimienta, Radio Popular Canaria, Radio San Borondón, SEC, Tacororonte se mueve, Tagoror Achinech y UC. El perfil, el de un movimiento de izquierdas en contra el modelo de desarrollo depredador imperante en la isla. Irradió una gran actividad en defensa del medio ambiente desde su sede asamblearia del Colegio San Fernando de La Laguna, y, en etapas posteriores en relación con múltiples temas laborales, políticos, etc.

Asamblea por Tenerife, se crearía en realidad en 2005 al grito de “¡Ya está bien!” como respuesta a un empresariado que se había dado cita en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santa Cruz en 2004 con el fin de dar salida a las grandes obras de infraestructura que el pujante movimiento ecologista y ciudadano bloqueaba, como el conocido caso del proyecto de construcción del Puerto Industrial y Comercial de Granadilla de Abona al que se convirtió en buque insignia de todas las protestas y reivindicaciones. Es a partir de noviembre de 2005 –es decir, tres años después de la gigantesca Manifestación de Vilaflor- cuando se producirían las llevadas a cabo contra el Puerto de Granadilla con una media entre estas últimas de 50.000 personas por las calles de Santa Cruz de Tenerife.

Tras estas protestas y el declive de la actividad en Asamblea por Tenerife, aparecerían de forma esporádica y multipolar nuevas luchas centradas en el anillo insular, los proyectos de trenes para el norte y el sur de Tenerife, u otros relativos a la organización del territorio, las grandes infraestructuras, PGO, urbanismo turístico, costas, residuos, espacios naturales etc. con iniciativas como Tacoronte se mueve, Plataforma del Nordeste, Fuerteventura limpia, nuevos foros sociales, etc. A la par los grupos ecologistas existentes en 2010 como ATAN, Tabona, Coordinadora El Rincón, Asamblea Ecologista de La Palma, Tagaragunche, Ben Magec, TURCÓN etc continuarían su dedicación al medio ambiente, junto a otros internacionales que se citan en el epígrafe posterior a propósito de las organizaciones ecologistas estatales e internacionales.

Es significativo, que la oposición ecologista a los grandes Tendidos de Alta Tensión, energías sucias, macropuertos -como el de Granadilla o Arinaga-, anillos insulares o proyectos de trenes, sólo se desarrollaran en Tenerife y no en Gran Canaria –donde muchos de esos proyectos se ejecutarían al cien por cien- debido seguramente a una concepción de la lucha ecologista que en la isla del Teide evolucionó muy pronto hacia un enfoque eminentemente social.

Esta primera década del siglo XXI ha marcado así, sobre todo en la islas de Tenerife y Lanzarote, pero en general en toda Canarias, una época de gran eclosión social en defensa del medio ambiente. La llevada a cabo contra las Torres de Vilaflor además podría decirse que fue representativa de todo el Archipiélago, pues a la llamada de “Toda Canarias es Vilaflor” acudieron a Santa Cruz de Tenerife el 23 de noviermbre de 2002 delegaciones de todas las islas, y, en cada una de ellas y a la misma hora, se escenificó una significativa protesta frente a las sedes de los respectivos gobiernos insulares.

X. Las Empresas ambientales

No nos podemos olvidar del binomio empresa-medio ambiente, de la importancia de diversas empresas ambientales en relación no solo con el ámbito laboral asociado al medio ambiente, sino también respecto a su contribución al cambio a una mentalidad más positiva respecto al mismo. En los últimos años, han ido surgiendo diferentes entidades en el ámbito de las energías limpias, la agricultura ecológica, el reciclado de los residuos, la eficiencia y las nanotecnologías etc. A ellas, hay que añadir a otras directamente relacionadas con la educación e investigación como: El Cardón-Educación Ambiental, Aeonium, Birding-Canarias (http://blog.birdingcanarias.com/) , Bencomia-Educación Ambiental, Patea tus montes, etc

XI. Las organizaciones ecologistas estatales e internacionales y Canarias

Las grandes organizaciones ecologistas de carácter estatal o internacional han tenido o tienen reflejo actualmente en la actividad ecologista de Canarias. Así podemos citar secciones de SEO/BirdLife con sede en La Laguna, Tenerife; Grupos de Apoyo de Greenpeace con sede en La Orotava; ADDA; Ecologistas en Acción (a quienes pertenecen diferentes agrupaciones de las islas) o WWF/ADENA Canarias, con sede en Lanzarote y, por la relación que tiene con el movimiento ecopacifista y los derechos humanos y ambientales, hay que citar la sección canaria de Amnistía Internacional (AI) con sede en santa Cruz de Tenerife.

La ecología política electoral en sus inicios está también muy relacionada con las Islas. Es en Canarias cuando por primera vez se fundan Los Verdes. Estos se crean en 1983. Surgen en el ámbito ecologista del MEVO, y tras una visita de Petra Kelly (Die Grünen) con motivo del primer Festival del cine ecológico y de la naturaleza en Puerto de la Cruz. Tras unos años de andadura y de conflicto al pasar al ámbito del Estado español –y encontrarse con IU, el PSOE, los nacionalismos y el movimiento libertario- entran en crisis y decaen por completo en Canarias, para resurgir de nuevo a comienzos de la década de los noventa también desde sectores ecologistas, en concreto del TEA, que había recogido el testigo de la ecología política. Se denominan ahora Izegzawen-Izquierda Verde primero y Los Verdes de Canarias después. Posteriormente se producen nuevos registros en el Archipiélago como el Partido Verde Canario (PVC) y Los Verdes-Grupo Verde (http://www.losverdesdecanarias.org/, http://www.los-verdes.es/, http://ecoboletin.blogia.com/)

1 vote


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑